Crepúsculo, ficción y amor adolescente

La afamada y aclamada obra de Stephenie Meyer, un éxito total entre adolescentes y lectores iniciados, tuvo su primera adaptación al cine en 2008. Condenada al éxito entre su amplio público provenientes de la lectura de los libros en que se basa, Crepúsculo fue todo un éxito de taquilla, recaudando en su primera semana exactamente 69.637.740 dólares solo en las salas de cine estadounidenses. Contando con una recaudación total de 191.449.475 dólares, esta película (no solo condenada al éxito por su increíblemente leal y amplio fanbase) es un hito que ha causado grandes rabias y alegrías en Hollywood, mereciéndole un puesto seguro en la historia del cine moderno.

Sinopsis:

La película sigue la tormentosa y oscura historia de amor entre dos jóvenes de preparatoria, Bella Swan (interpretada por Kristen Stewart) y Edward Cullen (interpretado por Robert Pattinson). Nuestra protagonista, proveniente de la ciudad de Phoenix en el estado de Arizona, es una chica que nunca se ha molestado por encajar entre la multitud. Cuando su madre decide volver a casarse con su padre, Bella se muda a un pequeño pueblo en Washington D.C llamado Forks a vivir con él, es entonces cuando recién llegada al instituto de esta pequeña localidad su vida empieza a cambiar por completo.

Bella, sin expectativa alguna de que su vida cambie, llega a su nueva escuela. A continuación, después de pasar por un grupo provisional de amigos y probar su resistencia a integrarse en cualquier masa de personas, conoce a Edward, el misterioso muchacho que le hará conocer un mundo lleno de experiencias y emociones. Desde un principio hay pruebas del interés que Edward despierta en Bella, nunca ha conocido a una persona como él, un muchacho inteligente y solitario, con una mirada profunda y un aura misteriosa. A medida que avanza el filme observamos cómo estos dos inician un romance plagado de momentos tensos, amor adolescente y oscuros secretos sobre naturales.

Edward, a medida que se acerca a Bella, empieza a dejar pistas que despiertan la curiosidad de la protagonista, quien dedicándose a averiguar cuanto puede sobre su enamorado se entera eventualmente de un oscuro secreto que Edward guarda en lo más profundo de su ser, un secreto que cambia la perspectiva de Bella por completo y da un giro de 360 grados a su relación. El amante interpretado por Robert Pattinson resulta ser miembro de una estirpe de seres inhumanos que pueden correr más rápido que un león, poseen inmortalidad y fuerza sobre humana. Así es, Edward es un vampiro.

El descubrimiento de la verdadera naturaleza de Edward desencadena una serie eventos donde colisionan a toda velocidad el romance, el suspenso y la acción. Llena de diálogos poco ortodoxos (después de todo, no es un romance común), misterio y suspenso constante aderezados con cantidades exactas de acción, Crepúsculo es una carta de amor para los amantes de la obra literaria ideada por Stephenie Meyer, una en la que pueden ver materializados a dos personajes únicos dentro de la literatura joven y seguir sus aventuras (y desventuras) a lo largo de un filme de más de dos horas.

 

Una película para fanáticos:

Sin duda alguna, estamos ante un filme que fue hecho teniendo en cuenta a los fanáticos del libro, siendo una adaptación bastante leal a su contraparte literaria y transmitiendo la misma energía cargada de misterio, locaciones oscuras y frías junto a dos protagonistas que encarnan a la perfección lo que significa sostener una relación amorosa sobre el peligro que representa la naturaleza del personaje interpretado por Pattinson. Crepúsculo cumple con entregarnos esa sensación de suspenso con cada escena, diálogo y línea que nos ofrecen sus insignes personajes, se apega tanto como puede a los hechos de la obra literaria e incluso satisface a los fanáticos más apegados al fatal romance que hay entre Bella y Edward.

Crepúsculo en su primera entrega, dirigida por Catherine Hardwicke y escrita por Melissa Rosenberg, brilla totalmente en la pantalla por su cuidada dirección de fotografía y arte, cuenta con una paleta de colores fríos (casi gélidos) que combina a la perfección con las locaciones elegidas y representan una materialización casi perfecta de lo que describe Meyer en su obra. Cada diálogo entre nuestros protagonistas deja sin aliento a cualquier espectador familiarizado con la saga, matizados de forma cuidadosa con la dosis adecuada de misterio y dulzura, otorgan escenas que hacen justicia total a los sucesos que ocurren dentro del libro.

Esta entrega de la famosa saga es una excelente adaptación al cine de uno de los fenómenos literarios más grandes de la literatura para jóvenes, resultando en una película con la que cualquier joven, fanático o no de los libros, puede familiarizarse e incluso iniciarse en el universo literario creado por Meyer. Crepúsculo es una película hecha teniendo en mente a los fanáticos de esta problemática historia de amor, y hace imposible que cualquier allegado a la obra de Meyer quede insatisfecho después de verla.

Luna Nueva: Continúa el romance y se complica todo

 

La segunda entrega de la saga Crepúsculo es Luna Nueva. La continuación del primer libro de Meyer también tuvo su adaptación al cine mostrando un poco más a fondo los problemas del romance juvenil que ha encantado a muchísimas jóvenes alrededor del mundo. En esta entrega, veremos un nuevo personaje que se integra a la historia y que nos deja ver que hay más de una arista desde la cual deberíamos analizar la trama del film. Primero que nada, veamos qué es lo que se desarrolla en este largometraje y por qué se desarrolla de la forma en la que lo hace.

Sinopsis de Luna Nueva:

En la segunda entrega de Crepúsculo, nos encontraremos una relación adolescente que se irá complicando poco a poco por la personalidad de Bella como protagonista del romance que se nos presenta. En una primera instancia tenemos el drama de la chica que está enamorada del vampiro Edward Cullen, el cual, en la película anterior, concluyó de una forma “favorable” para ambos y el público. Sin embargo, Bella comenzará a investigar un poco más sobre su misteriosa pareja lo que acaba por meterla en problemas, nuevamente. Ya en la primera entrega de la saga habíamos visto que Bella mostraba curiosidad por el mundo sobrenatural y acaba por ponerse en peligro.

Cuando Bella cumple 18 años, Edward decide abandonarla con el argumento de que así la protegería. Cuando esto ocurre, la muchacha que cada vez sentía más ansias por meterse en el mundo vampiresco. Bella, sola en su último año en la escuela, retoma esa actitud insensible y su corazón comienza a congelarse como ocurría al comienzo de la entrega anterior. Sin embargo, ella se da cuenta de que puede ver a Edward cada vez que se encuentra en peligro y comienza a actuar de forma temeraria por su deseo de reencontrase con su amado.

El triángulo amoroso de Crepúsculo comienza a tomar forma en esta película con la aparición de Jacob, quien es un claro apoyo para Bella en la ausencia de Edward. Bella comienza a encariñarse con este muchacho que es su amigo de la infancia y poco a poco comienza a crecer el sentimiento entre ambos, creando un conflicto en la historia que irá complicándose cada vez más conforme avance la saga. La presencia de la tribu a la que pertenece Jacob logrará que el deseado reencuentro de Bella no sea lo que ella esperaba y vuelve a ponerse en una situación de riesgo y se verá en una encrucijada sobre qué hacer con su futuro.

 

Reseña de Luna Nueva:

Esta segunda entrega de la saga Crepúsculo, brilla particularmente por ampliar mucho más el espectro fantástico que de por sí ya rodea a la saga desde su entrega anterior. La aparición de Jacob integra en la historia a una nueva especie de criatura fantástica, los Hombres lobo, además de presentar uno de los conflictos principales que darán coherencia a los sucesos que ocurrirán posteriormente en esta serie de filmes.

Dejando a un lado su progreso en cuanto a guion (auspiciado por la presencia de la autora original Stephenie Meyer en el equipo de guionistas), la película también sube los estándares en cuanto a fotografía y dirección de arte, poniéndose a la par de su predecesora. Cuenta con una fotografía excelente, que ambienta a la perfección cada uno de los momentos de la película, además de una dirección de arte muy bien llevada que la complementa.

Las locaciones en esta entrega no se quedan atrás. Increíbles bosques cuidadosamente elegido junto a interiores perfectamente decorados y pensados son algunas de las cosas a resaltar en cuanto a la elección de locaciones de “Luna Nueva”. Estos últimos tres elementos combinados hacen de la película un deleite visual altamente cohesivo, permitiendo a los espectadores sumergirse por completo en el mundo de fantasía y romance que el filme ofrece.

Los aportes a la mitología particular del filme son sin duda alguna el elemento clave a resaltar, puesto que este, junto al desarrollo y nacimiento del triángulo amoroso entre Edward, Bella y Jacob son los pilares del largometraje. Una mirada mucho más cercana al personaje de Jacob, y la evolución del personaje de Bella son los detalles que hacen a esta película un paso primordial en el desarrollo de la saga, aportando muchísimo a la coherencia argumental que el filme presenta con respecto a sus antecesoras.

 

Crepúsculo “Luna Nueva” es una película obligatoria para comprender el desenlace y la proveniencia de los eventos que ocurren más adelante en la saga. Sirve como preludio para el desentrañamiento del triángulo amoroso que se afianza con esta entrega y para el conflicto final presentado más adelante en la saga. Es una película que requiere un repaso obligatorio, para establecer las bases necesarias para comprender a sus sucesoras y sumergirse mucho más en el mundo de fantasía y romance que Stephenie Meyer junto al gran equipo de rodaje que “Luna Nueva” posee han creado para el disfrute de fanáticos e iniciados.

 

Crepúsculo (Twilight – 2008)

Argumento

Bella Swan sabe que extrañará la soleada ciudad de Phoenix, también a su madre y su nuevo esposo, ellos viajan continuamente por lo que decidió mudarse al lluvioso pueblo de Forks, donde solía pasar los veranos con Charlie, su padre. Es marzo y el semestre escolar va a la mitad, en su primer día de clases llega a la escuela en una vieja camioneta roja que Charlie le regaló. Ella muy distraída, callada y un poco torpe, sus compañeros la identifican como la chica nueva. Un grupo de hermosos jóvenes llama su atención, son los hijos adoptivos del Dr. Carlisle Cullen y Esme, su esposa. No conviven con otras personas fuera de su familia y por extraño que parezca forman parejas entre ellos: Rosalie con Emmett y Alice con Jasper. Edward es el único que permanece solo, según Jessica ninguna chica es lo suficientemente buena para él.

En el estacionamiento de la escuela Bella está a punto de ser atropellada, cuando Edward aparece repentinamente y detiene el golpe con su mano; inexplicablemente sólo trata de persuadirla para que se aleje de él y la deja confundida con su extraño comportamiento. Sus amigos la invitan a La Push, donde está la reserva de la tribu indígena Quileute. Ahí se encuentra con Jacob, y queda intrigada al escuchar la leyenda de la tribu, pues se dice son descendientes de los lobos y enemigos ancestrales de ‘los fríos’ que son los Cullen, quienes tienen prohibido entrar en el territorio Quileute. Mientras camina por la calle, en Port Angeles, es atacada por unos delincuentes, cuando intenta defenderse un coche se aproxima a gran velocidad y se detiene justo frente a ella, escucha una voz y es Edward quien nuevamente la rescata. Esta vez si le da una explicación: se siente muy protector con Bella, así que la siguió porque necesitaba comprobar que estaba bien en todo momento. Esa misma noche Edward le confiesa que puede leer la mente de todos, excepto la de ella.

Bella sabe que Edward no es humano y finalmente descubre que Edward es vampiro, al igual que su familia. Ellos no son como todos los de su especie, no cazan humanos. Se alimentan de la sangre de animales. Edward le confiesa que su olor, su sangre le causa mucha atracción, pero Bella confía que no le hará daño y se da cuenta que está enamorada de él. Ambos deciden romper las reglas y permanecer juntos. Los Cullen la reciben amablemente en su casa excepto Rosalie, pues la considera un peligro. Por su parte, Charlie investiga la muerte de algunas personas que al parecer han sido atacadas por un animal salvaje, aunque hay algo extraño en los rastros. No está conforme con la relación de su hija con Edward, pero la acepta desconociendo su naturaleza.

Los Cullen juegan un partido amistoso de béisbol en el bosque desplegando sus extraordinarias cualidades de fuerza y velocidad ante la admiración de Bella, todo es diversión hasta que se ven amenazados por la llegada de tres vampiros nómadas Laurent, Victoria y James. James se da cuenta de la presencia de la humana y pretende darle caza por encima de todo. Victoria y James quieren dar caza a Bella y los Cullen tratan de protegerla ya que ahora, es parte de la familia.

Bella consigue despistar a los Cullen e ir al encuentro de James, quien le ha hecho pensar que la vida de su madre está en peligro. De esta forma, Bella le hace frente a la muerte. James la golpea varias veces y finalmente muerde su muñeca haciendo que la ponzoña (veneno) empiece a extenderse por su cuerpo causándole dolor. En ese momento aparece Edward que se ve obligado a extraer la ponzoña de su cuerpo para que Bella no se convierta en vampiro. Entre todos los Cullen acaban con James.

Cuando Bella despierta se encuentra en el hospital, aparentemente por sufrir un accidente en la escalera del hotel donde se hospedaban Edward y su padre Carlisle. Con la pierna todavía lastimada, asiste al baile de fin de curso acompañada por Edward. Jacob enviado por su padre, le dice a Bella que lo mejor sería que acabara su relación con Edward ya que esta no era buena para ella.

En la última escena Edward y Bella están bailando. Bella le pide a Edward que la convierta, ya que una vida junto a él no le parece suficiente. Edward no cede. “Ninguno de los dos cederá esta noche, pero yo no pienso rendirme. Sé lo que quiero” – Bella.

Reparto

Los Swan

Kristen Stewart como Bella Swan.
Billy Burke como Charlie Swan.

Los Cullen

Robert Pattinson como Edward Cullen.
Peter Facinelli como Carlisle Cullen.
Elizabeth Reaser como Esme Cullen.
Nikki Reed como Rosalie Hale.
Kellan Lutz como Emmett Cullen.
Ashley Greene como Alice Cullen.
Jackson Rathbone como Jasper Hale.

Tribu Quileute

Taylor Lautner como Jacob Black.
Gil Birmingham como Billy Black.
Solomon Trimble como Sam Uley.
Krys Hyatt como Embry Call.

Vampiros nómadas

Cam Gigandet como James.
Rachelle Lefevre como Victoria.
Edi Gathegi como Laurent.

Otros humanos

Sarah Clarke como Reneé.
Matt Bushell como Phil Dwyer.
Justin Chon como Eric Yorkie.
Michael Welch como Mike Newton.
Anna Kendrick como Jessica Stanley.
Christian Serratos como Angela Weber.
Gregory Tyree Boyce como Tyler Crowley.
José Zúñiga como Mr. Molina.
Ned Bellamy como Waylon Forge.
Stephenie Meyer tiene una aparición especial como cliente en la cafetería que Bella y su padre frecuentan.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Crepúsculo_(película_de_2008)